Share this post

Autor: Paulina Burgos Madrigal y Luis Moran Mata

 

Reseña: Relato acerca de los detalles de un evento ya ocurrido.

Resumen:

Nuestros estudiantes de la carrera de Ingeniería Mecánica y de Sistemas Energéticos, Luis Morán Mata y Pablo Hernández Guerrero, presentaron en el Primer Congreso Internacional de Agricultura Urbana en “Wessex Institute”, Reino Unido, su diseño de camas de cultivo complementadas por un sistema de recolección y riego pluvial ante un foro de expertos con excelentes resultados.

A inicios del 2018, los estudiantes Luis Morán Mata y Pablo Hernández Guerrero comenzaron con la Dra. Paulina Burgos su proyecto para obtener el grado de ingenieros. La idea surgió después de ver el documental “Demain” (2015)[1], donde presentan a la Agricultura Urbana como una estrategia contra el calentamiento global y la escasez de alimentos, ambos problemas globales que urge resolver.

 

Aparentemente, sembrar y cuidar plantas es una tarea sencilla, pero al intentar instalar un huerto para autoconsumo, la tarea se vuelve un gran reto. La Agricultura Urbana[2] se puede definir como agricultura a pequeña escala en entornos donde no hay disponibilidad de suelo, por lo tanto, es necesario utilizar conocimientos, técnicas, tecnología y creatividad para lograr obtener alimento en pequeños espacios.

 

El proyecto fue esbozado con unos trazos a lápiz sobre papel, en la mesa de un restaurante. Pablo y Luis preguntaban, ¿hacer esto será suficiente para titularnos? No veo por que no, fue la respuesta de su asesora. Pero esta duda existe y persiste en el corazón de todo tesista, ¿cómo saber que es un buen trabajo?

 

Comenzaron con el proyecto para lograr el cultivo y cosecha de hortalizas durante todo el año. Se instaló un sistema de recolección e irrigación pluvial, diseñado por ellos. Se eligió la técnica empírica de agricultura de Mel Bartholomew[3], un ingeniero que popularizó la agricultura en 1m2. Tiene la gran ventaja de ser muy sencilla de implementar. Obtuvieron materiales reciclados para construir las camas de cultivo. Las hortalizas se eligieron con base a la gastronomía mexicana: tomate, lechuga, apio, calabaza, espinacas, frijol, chicharos, rábano, y cilantro. Se sembraron a mediados del 2018 y se monitoreo su crecimiento diariamente. Para calcular el beneficio de tener estas camas de cultivo, se planteó un sencillo análisis de costo/beneficio.

 

En septiembre, con todos estos avances, cuando vieron la convocatoria al Primer Congreso Internacional sobre Agricultura Urbana y Sostenibilidad Urbana en Reino Unido se inscribieron para probar suerte. A la semana siguiente, les llegó la invitación a participar como ponentes ante un foro de expertos y la solicitud del artículo para las memorias del congreso. Si la calidad de artículo cumplía con los estándares internacionales, sería publicado en la revista científica “Design & Nature and Ecodynamics”.

 

Fueron 3 semanas de intenso trabajo de redacción, recolección de resultados, análisis y conclusión del trabajo para mandar el artículo en tiempo y forma. Además de preparar una presentación que mostrará con claridad la información y dejará en alto a la Universidad La Salle. Nerviosos, partieron el domingo 7 de octubre hacia Londres, terminando los detalles de la presentación en el avión y ensayaron durante el trayecto en tren.

 

En el Congreso, notaron que eran los asistentes más jóvenes. Aún así, la calidad del trabajo fue mucho mayor a la de muchas instituciones internacionales y estudiantes de posgrado. La retroalimentación que recibieron de los expertos en Reino Unido fue muy positiva, calificando al proyecto como inspirador y de gran potencial. Les recomendaron estudiantes de doctorado de “Massachusetts Institute of Technology” (MIT) y del Centro de Sistemas de Ingeniería Compleja de Arabia Saudita que plantearan una estrategia de difusión de su trabajo con las autoridades mexicanas pertinentes e instalaran un sistema automatizado de control de plagas. José Luis Morales, investigador de la Universidad Politécnica de Valencia, España, les animó a continuar por el camino de la ciencia.

 

Ahora, después de esta experiencia, están animados a dar los siguientes pasos en este proyecto y en todo lo que venga en un futuro. Como un gran valor adicional, los estudiantes de ingeniería, Luis y Pablo, tienen artículo aceptado en la revista científica “Design and Nature and Ecodynamic” de la editorial Witt Press, administrada por el “Wessex Intitute of Technology”, abriendo el camino en la Facultad de Ingeniería para otros estudiantes al brindar el primer trabajo para titularse con publicación de un artículo científico. Por lo que podemos concluir, que ¡sí!, sí fue un trabajo suficiente para que Pablo y Luis se titularan.

 

 

[1] “Demain”, Cyril Dion, Melanoe Laurent, 2015.

[2] “Agricultura Urbana”, Graciela Arosema, Editorial Gustavo Gill, 2012.

[3]  “All new square foot gardering”, Mel Bartholomew, 2005

Publicaciones Relacionadas

11 JUNIO, 2018

PARTICIPACIÓN DE LA UNIVERSIDAD LA SALLE...

El torneo RobochallengeMx y RoboUAQ se llevó acabo en el marco del 2° Congreso Nacional de...

0

30 OCTUBRE, 2018

Alumnos de la Facultad de Ingeniería...

Ciudad de México, 25 de octubre de 2018.   El pasado 21 de octubre, seis alumnos de la...

0

17 AGOSTO, 2018

Ingenieros emprendedores, una combinación...

La Cátedra Prima de la Facultad de Ingeniería incentivó a los alumnos a emprender. El ponente...

0

Deja un comentario

X