Share this post

El hidrógeno, el elemento químico más abundante del universo, ha sido promocionado durante mucho tiempo como una posible solución de energía limpia. Y con un interés renovado en descarbonizar nuestros sistemas energéticos, el hidrógeno está ganando nuevamente impulso como una alternativa prometedora a los combustibles fósiles.
El hidrógeno es un portador de energía versátil que puede producirse a partir de una variedad de fuentes, incluido el gas natural, fuentes de energía renovables como la solar y la eólica, e incluso la biomasa. Cuando se utiliza en pilas de combustible, el hidrógeno produce electricidad y agua, con cero emisiones. Esto la convierte en una fuente de energía limpia y sostenible que puede utilizarse para impulsar una amplia gama de aplicaciones, desde el transporte hasta la generación de electricidad y los procesos industriales.


Imagen1. Implementación de energías renovables.[1]

Sin embargo, a pesar de su promesa, el hidrógeno enfrenta algunos desafíos que deben abordarse antes de que pueda convertirse en una realidad comercial generalizada. Un desafío es el costo de producir hidrógeno, que actualmente es más alto que el costo de producir otras fuentes de energía. Otro desafío es el desarrollo de una infraestructura de transporte y almacenamiento de hidrógeno eficiente y rentable.
A pesar de estos desafíos, muchos expertos creen que el hidrógeno tiene potencial para desempeñar un papel importante en el futuro de la energía. La Unión Europea, por ejemplo, se ha fijado el objetivo de producir 5,6 millones de toneladas de hidrógeno renovable para 2030, y China también ha realizado importantes inversiones en el desarrollo del hidrógeno.

El uso de hidrógeno en pilas de combustible también está ganando terreno en el sector del transporte. Varias empresas están desarrollando automóviles, autobuses y camiones propulsados por hidrógeno, y algunas aerolíneas están explorando el uso de hidrógeno para propulsar aviones.

Imagen 2. Utilización de celdas de hidrógeno en industria automotriz. [2]

 

Si bien el hidrógeno no es una solución milagrosa para todos nuestros desafíos energéticos, es una tecnología de energía limpia prometedora que tiene el potencial de desempeñar un papel importante en la transición hacia una economía baja en carbono. Con investigación y desarrollo continuos, el hidrógeno podría ayudarnos a reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles y crear un futuro más sostenible.
Conclusión.
Si bien aislar el hidrógeno requiere mucha energía. Y en este momento, la mayor parte del hidrógeno se produce quemando gas natural, lo que tiene una enorme huella de carbono. Pero los electrolizadores, que dividen el agua en hidrógeno y oxígeno, pueden funcionar con energía renovable como turbinas eólicas y paneles solares. Por lo tanto, en un futuro no muy lejano podremos usar el Hidrógeno como una fuente de energía accesible y limpia.

 

Escrito Por: Mtro. Richard Michael Villegas Fernández

 

1. https://www.rechargenews.com/energy-transition/why-hydrogen-fired-power-plants-will-play-a-major-role-in-the-energy-transition/2-1-1045768

2. Hydrogen Vehicles : Analysis for the Automotive Industry (lions.financial)

3. Gelles, David. (2023). The hope and hype of hydrogen. The New York Times. https://www.nytimes.com/2023/10/17/climate/the-hope-and-hype-of-hydrogen.html

Publicaciones Relacionadas

30 APRIL, 2021

EL VALOR DE LA GRATITUD

  El pasado 22 de abril se llevó a cabo la Jornada de Medio Camino de los alumnos que cursan...

0

1 JULY, 2019

¿Y cómo impacta la Ingeniería...

El 22 de marzo del 2018, ENEL Green Power México inauguró la planta solar fotovoltaica de 754 MW...

0

18 MARCH, 2020

Las Tecnologías emergentes cuidando a la...

Hemos leído y escuchado cómo la tecnología, la inteligencia artificial y los robots están...

0

7 JULY, 2020

La ética de la virtualidad

El ciclo escolar para los alumnos de licenciatura y posgrado de la facultad de Ingeniería terminó...

0

Deja un comentario